descripción blog



El rastreo es una forma de acercarnos a los animales con los que convivimos. Sus recorridos, sus esfuerzos para conseguir alimento, sus escaramuzas, el afán por la territorialidad, sus formas de aseo, hasta sus muestras de alegría. Todas sus actividades pueden quedar recogidas en cualquier elemento que haya tenido la oportunidad de ser testigo del comportamiento de la fauna. Esos testigos nos pueden revelar sus secretos: no sólo la especie que vieron, también qué estaba haciendo, qué motivaciones tenía, qué sabía hacer para satisfacerlas.

Para interpretar sus secretos necesitamos seguir aprendiendo siempre. Por supuesto, sobre la forma de sus patas, dientes, alas, huevos... todo lo referente a sus formas. Pero también son necesarias sus costumbres, y las excepciones a esas costumbres: cuando cambia el hábitat, las condiciones meteorológicas, el tipo de presencia humana...

Rastrear significa seguir aprendiendo.
Es una motivación más para consultar bibliografía, a otras personas, compartir salidas de campo, fotos, y, por supuesto, rastrear supone sorprenderse cuando descubres algo que no te esperabas, pero que las señales indican que sí, ¡ha pasado este animal por aquí!, ¡y ha hecho esto, no me lo puedo creer!

17 jul. 2015

Huellas y rastros de pico picapinos




Huellas, rastros y señales de pico picapinos





Aparte de ser un ave realmente bella, el Pico picapinos puede dejar gran cantidad de marcas de actividad muy fáciles de identificar.  Donde hay Pica Pinos, hay indicios de presencia y no pasa desapercibido.


                                                  Alimentación

Puede alimentarse de insectos y larvas para lo que suele taladrar troncos con su poderos pico, pollos de otras especies (No resulta extraño encontrar cajas nido destrozadas por los picapinos para adentrarse en ellas) y frutos de cualquier para lo que suele utilizar las horquillas de algún árbol o grietas entre la corteza donde apoyar su alimento.


Piña incrustada en la corteza de un pino
Taller de picapinos con cientos
de piñas ya trabajadas

                                                     
   Piña horquillada sin trabajar

                                                   
Vista del taller con una piña horquillada




Uno de los rastros más populares de estas aves son sus nidos, que al igual que otros pícidos consisten en un agujero taladrado en el tronco de un árbol. Existen diferencias de forma y tamaño entre los agujeros taladrados por los diferentes pícidos, pero eso es un tema a parte.


Agujeros en un tronco trabajados por un pico picapinos


Caja nido con la entrada taladrada por un pico picapinos




Las plumas de su cola también son muy características ya que están diseñadas con una forma de punta de flecha muy fuerte y resistente que le ayuda a apoyarse en los troncos de los árboles.







Huellas

La disposición de sus dedos es tipo cigodáctilo, los dedos II y III están orientados hacia delante y los dedos I y IV están orientados hacia detrás.









Pico picapinos comiendo piñones



Pico Picapinos, Dendrocopos major 


No hay comentarios:

Publicar un comentario