descripción blog



El rastreo es una forma de acercarnos a los animales con los que convivimos. Sus recorridos, sus esfuerzos para conseguir alimento, sus escaramuzas, el afán por la territorialidad, sus formas de aseo, hasta sus muestras de alegría. Todas sus actividades pueden quedar recogidas en cualquier elemento que haya tenido la oportunidad de ser testigo del comportamiento de la fauna. Esos testigos nos pueden revelar sus secretos: no sólo la especie que vieron, también qué estaba haciendo, qué motivaciones tenía, qué sabía hacer para satisfacerlas.

Para interpretar sus secretos necesitamos seguir aprendiendo siempre. Por supuesto, sobre la forma de sus patas, dientes, alas, huevos... todo lo referente a sus formas. Pero también son necesarias sus costumbres, y las excepciones a esas costumbres: cuando cambia el hábitat, las condiciones meteorológicas, el tipo de presencia humana...

Rastrear significa seguir aprendiendo.
Es una motivación más para consultar bibliografía, a otras personas, compartir salidas de campo, fotos, y, por supuesto, rastrear supone sorprenderse cuando descubres algo que no te esperabas, pero que las señales indican que sí, ¡ha pasado este animal por aquí!, ¡y ha hecho esto, no me lo puedo creer!

22 feb. 2013

ZORRO (Vulpes vulpes)


La huella del zorro se parece mucho a la del perro, o incluso a las traseras de liebre; en el caso de ambos cánidos, presentan cinco dedos en las manos y cuatro en los pies, aunque en las huellas solamente se registran cuatro dedos y una almohadilla, ya que el quinto dedo de las manos está situado tan alto que difícilmente llega a tocar el suelo.

Veamos detalle a detalle en qué hay que fijarse para llegar a una conclusión ante un rastro de zorro:

Arriba, pata trasera (pie); abajo, pata delantera (mano)
Arriba, pata trasera (pie); abajo, pata delantera (mano)

Huellas de un zorro que se ha parado para saltar un charco
  1. Huella que presenta cuatro dedos y una almohadilla principal. 
  2. Marca uñas en los cuatro dedos de cada pata. 
  3. El aspecto general de la huella es ovalado, mientras que la de perro suele ser de aspecto circular. 
  4. Muchas veces, sobre todo en invierno y especialmente en las patas traseras, se puede apreciar en las huellas gran cantidad de pelo. 
  5. El zorro suele moverse al trote, por lo que deja un rastro muy característico en el que se pueden ver conjuntos de dos huellas superpuestas (delanteras con traseras), o muy cerca unas de otras. 
  6. Normalmente un rastro de zorro suele ir acompañado de varios excrementos situados en lugares altos y visibles, tales como piedras, que utiliza para delimitar su territorio. 
  7. La huella trasera es más característica que la delantera, ya que en ella se puede apreciar más cantidad de pelo y una forma más ovalada. 
  8. El tamaño de la huella ronda 5 cm de largo por unos 3,5 - 4 de ancho. 
  9. Por último, si trazamos una línea imaginaria entre las marcas de las almohadillas digitales exteriores y las interiores, en el zorro la línea no cortará la parte trasera de las almohadillas interiores (ver dibujo).

Escucha al zorro

2 comentarios:

  1. hola crié un zorrito gris pero a los 4 meses huyó me preocupa que no se haya adaptado vivo en una zona más o menos poblada . sí tiene usted conocimiento cree que podría estar cerca. me encariñe mucho con el

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Criar un animal silvestre, en muchas ocasiones, es una gran error. Siempre tendrán su instinto y si no están bien escaparán sin conocer los riesgos que con ello tendrán que asumir. Lo más posible es que haga reconocimiento circular del territorio empezando por círculos pequeños hasta hacerlos más grandes.

      Eliminar