descripción blog



El rastreo es una forma de acercarnos a los animales con los que convivimos. Sus recorridos, sus esfuerzos para conseguir alimento, sus escaramuzas, el afán por la territorialidad, sus formas de aseo, hasta sus muestras de alegría. Todas sus actividades pueden quedar recogidas en cualquier elemento que haya tenido la oportunidad de ser testigo del comportamiento de la fauna. Esos testigos nos pueden revelar sus secretos: no sólo la especie que vieron, también qué estaba haciendo, qué motivaciones tenía, qué sabía hacer para satisfacerlas.

Para interpretar sus secretos necesitamos seguir aprendiendo siempre. Por supuesto, sobre la forma de sus patas, dientes, alas, huevos... todo lo referente a sus formas. Pero también son necesarias sus costumbres, y las excepciones a esas costumbres: cuando cambia el hábitat, las condiciones meteorológicas, el tipo de presencia humana...

Rastrear significa seguir aprendiendo.
Es una motivación más para consultar bibliografía, a otras personas, compartir salidas de campo, fotos, y, por supuesto, rastrear supone sorprenderse cuando descubres algo que no te esperabas, pero que las señales indican que sí, ¡ha pasado este animal por aquí!, ¡y ha hecho esto, no me lo puedo creer!

26 feb. 2013

Corneja (Corvus corone)

La huella de corneja es muy parecida a la de otros córvidos, por lo que tenemos que fijarnos en las diferencias de tamaño, e incluso de comportamiento.
El arrendajo raramente anda por el suelo, su huella es más pequeña y delgada que la de la corneja, mientras que los rabilargos tienen la pata sensiblemente más pequeña y estrecha. Pero en el caso de urracas y cuervos la confusión con corneja es más fácil.


Pata izquierda

Los aspectos determinantes de las huellas de corneja son:
  1. Presentan cuatro dedos con uñas fuertes en cada pata. 
  2. De los tres dedos delanteros, el dedo central está desviado hacia el interior del cuerpo del pájaro (como en otros córvidos). 
  3. La corneja suele pasar mucho tiempo en el suelo, y aunque puede andar durante varios metros, suele alternar los pasos con algún que otro salto, sobre todo cuando su atención se distrae hacia otro estímulo. 
  4. La longitud de la huella es de aproximadamente unos 9 cm de largo por 4 cm de ancho, mientras que la urraca rara vez supera los 7 cm de largo. 

 Escucha a la corneja
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario