descripción blog



El rastreo es una forma de acercarnos a los animales con los que convivimos. Sus recorridos, sus esfuerzos para conseguir alimento, sus escaramuzas, el afán por la territorialidad, sus formas de aseo, hasta sus muestras de alegría. Todas sus actividades pueden quedar recogidas en cualquier elemento que haya tenido la oportunidad de ser testigo del comportamiento de la fauna. Esos testigos nos pueden revelar sus secretos: no sólo la especie que vieron, también qué estaba haciendo, qué motivaciones tenía, qué sabía hacer para satisfacerlas.

Para interpretar sus secretos necesitamos seguir aprendiendo siempre. Por supuesto, sobre la forma de sus patas, dientes, alas, huevos... todo lo referente a sus formas. Pero también son necesarias sus costumbres, y las excepciones a esas costumbres: cuando cambia el hábitat, las condiciones meteorológicas, el tipo de presencia humana...

Rastrear significa seguir aprendiendo.
Es una motivación más para consultar bibliografía, a otras personas, compartir salidas de campo, fotos, y, por supuesto, rastrear supone sorprenderse cuando descubres algo que no te esperabas, pero que las señales indican que sí, ¡ha pasado este animal por aquí!, ¡y ha hecho esto, no me lo puedo creer!

11 jun. 2020

CURSO ONLINE-HUELLAS Y RASTROS

     3º edición curso online huellas y rastros




PLAZAS LIMITADAS





Curso orientado a toda persona  interesada en adquirir las herramientas necesarias para poder identificar con certeza e interpretar no solo las huellas si no otros indicios de presencia como excrementos, egagrópilas, cráneos y restos de alimentación. Durante el curso se verá no solo la manera de identificar los rastros de los principales mamíferos ibéricos, si no que también se trabajarán otros grupos igual de interesantes como anfibios, reptiles y aves.
El curso se llevará a cabo en directo mediante plataforma ZOOM.
Se realizarán sesiones prácticas de identificación de cráneos, excrementos, egagrópilas y otros rastros.


HORARIO:
Sábado y domingo de 9:30 a 14:00 con un descanso de 20 min.


Programa:

  • Introducción al rastreo
  • Test inicial
  • Morfología
  • Identificación de huellas y rastros de mamíferos.
  • Identificación de huellas y rastros de anfibios y reptiles.
  • Identificación de huellas y rastros de aves.


Sesiones prácticas:
  • Identificación de cráneos de mamíferos.
  • Identificación de cráneos de aves.
  • Clasificación de excrementos de mamíferos, aves, anfibios y reptiles.


Ejercicios finales.


Entrega de diploma.




Imparte:
Luisa Abenza, rastreadora profesional y formadora oficial de Cybertracker conservation.








Más información:
 genettarastreo@gmail.com




17 may. 2020

AVES QUE DEJAN HUELLA-puntos de venta-2º edición




Las aves son, sin duda, el grupo de vertebrados que más naturalista atrae, pero muchas veces nos llegan por la vista, y en mucha menor medida a través de sus cantos y reclamos (tan importantes para descubrir muchas especies); sin embargo, sus huellas y otros indicios son mayoritariamente desconocidos.

Miembros de Cybertracker Conservation se han propuesto que todos los naturalistas, especialmente los amantes de las aves, también disfruten de la interpretación de los rastros que éstas dejan en el campo. Luisa Abenza, rastreadora especialista en aves, divulgadora y formadora, es el alma del proyecto y será la máxima responsable de acercarnos a las huellas de las aves, o mejor, a las Aves que dejan huella. Luisa ha contado con el apoyo de José María Galán, senior tracker y evaluador a nivel europeo, y Javier Bollaín, rastreador leopard y divulgador de ciencia.

Días y noches de trabajo en la sierra. Iber de Vicente, Luisa Abenza, Javier Bollaín y José Mª Galán.



Javier Bollaín, Iber de Vicente, Geli Abenza, Luisa Abenza.

Fruto de todo ello es el libro Aves que dejan huella, proyecto que invita a adentrarse en el fascinante mundo de las aves de una manera muy poco conocida: el rastreo. Una obra que reúne pasión, respeto, cariño y rigurosidad científica, y que engloba aspectos del rastreo de la avifauna ibérica nunca antes tratados de manera tan profunda. Una enorme labor de investigación que ha sido plasmada en bellas páginas que explican de manera gráfica y sencilla los elementos clave de los rastros y señales de las aves ibéricas. Una obra para acercarnos al formidable mundo de las aves con conocimiento, amor y respeto. Cuenta con un prólogo de la incombustible y apasionada referente de la conservación a nivel mundial, la Dra. Jane Goodall, que nos relata una visión muy personal de cómo la observación de algunas aves dejaron en ella una impronta y admiración que aún perdura.


30 abr. 2020

Lirón careto-huellas y rastros-

                                         Lirón careto



Estos pequeños enmascarados de la noche corretean entre las ramas de los árboles, la hojarasca, las grietas en las rocas de bosques y no dudan en aprovechar construcciones humanas de las zonas rurales por toda la Península Ibérica.
La detección de su presencia, en cuanto a las huellas, depende mucho de hábitat puesto que en ciertas zonas boscosas puede resultar complicado encontrar un sustrato adecuado. En el sur de la península estos animalillos pueden doblar en tamaño a los del norte, con lo que sus huellas pueden ser mucho mayores y más fáciles de localizar. Si embargo, la detección de excrementos no tiene dificultad ninguna ya que tienen una marcada tendencia a hacer letrinas, muchas veces en lugares muy visibles.


                                       Huellas

Para identificar correctamente las huellas de una especie lo primero que debemos tener en cuenta es su anatomía. Al ser una especie muy trepadora sus manos y pies están provistos de almohadillas muy marcadas que facilitan el agarre a cualquier superficie. Estas almohadillas son en gran parte, la clave para la identificación de la huella.

  
    
Pie 
Mano

Rasgos para la identificación:


  1. Marcan 4 dedos en las manos y 5 en los pies.
  2. Uñas largas y curvas.
  3. Almohadillas tanto plantares como dactilares muy prominentes (a diferencia de otros micromamíferos con los que podríamos confundir sus huellas).
  4. Los dedos II, III, IV y V aparecen alineados.
  5. En las impresiones de los dedos, lo más normal es que se registre mucho mejor el extremo superior ya que esa almohadilla es más prominente que el resto del dedo.


Huella de la mano.


Huella del pie.



Arriba huella del pie,  abajo mano, izq rastro de lavandera.



Excrementos:

Los excrementos de lirón son generalmente alargados con un grosor irregular que ronda entre 1mm y 3mm. Muchas veces son retorcidos y normalmente aparecen en letrina. Es habitual encontrar letrinas con muchos excrementos sobre superficies totalmente verticales (todo un arte).

En la parte inferior tres excrementos de lirón, en la superior dos de ratón de campo.

Letrina de lirón en un viejo comedero en un pajar.








                                   







19 abr. 2020

GATO MONTÉS Y DOMÉSTICO (Felis silvestris y Felis catus)

                 Huellas y rastros de gato montés y doméstico






                                       
                           Huellas superpuestas de gato montés al paso 


La impresión de una huella de gato tiene una apariencia prácticamente circular cuando se trata de las manos y ovalada cuando se trata de los pies. Los gatos poseen V dedos, aunque el dedo I normalmente no deja impresión al estar situado muy por encima de la planta de las patas.
Veamos en qué hay que fijarse para determinarlas:


Mano izq de gato montés


1. Los gatos suelen marcar cuatro dedos grandes y alargados en proporción a la almohadilla principal. El dedo I está situado muy por encima del resto de dedos y en caso de que lo marque, quedará impreso casi a 1 cm de distancia de la almohadilla principal.


A la izquierda mano derecha de gato montés incluido dedo I y talón, a la derecha pie izquierdo del mismo animal en un salto a un arroyo.


2. La almohadilla principal en los gatos marca tres lóbulos iguales en la parte posterior.

3. Aunque los gatos no suelen marcar las uñas, nunca debemos descartar que una huella pueda ser de gato solo porque veamos una marca de éstas en dicha huella. Algunas veces, dependiendo del sustrato, de la situación en que se encuentre el animal, o incluso del estado de ánimo, los gatos pueden sacar las uñas.

4. El tamaño de las huellas no es muy significativo, ano ser que se trate de un macho adulto de montés cuyo pie puede ser de unos 4,5 cm de longitud (la mano siempre será más pequeña y redondeada). El tamaño de las hembras puede ser de pequeño tamaño y solaparse sin problema a la de cualquier gato doméstico.


Huellas de gata montesa frente a huellas de paloma torcaz

5. Aunque las huellas de gato montés suelen tener los rasgos muy marcados, es muy difícil determinar con solo estos caracteres la presencia de un montés frente a la posibilidad de la presencia un gato doméstico. Para ello es necesario confirmar otros indicios como marcajes territoriales, excrementos, pelo o afiladeros.

6. Los gatos monteses suelen marcar su territorio con excrementos bien visibles, situados en cruces de caminos o en el centro de los mismos. Muchas veces hacen letrinas con varios excrementos. Casi nunca entierran sus excrementos, a diferencia de los gatos domésticos quienes normalmente, entierran sus señales, ya sean en forma de excremento o de orina.

Letrina de gato montés con varios excrementos en diferentes estados de descomposición.



7. Los excrementos son alargados, brillantes si son frescos, de un tono marrón chocolate a café con leche y están compuestos por varios segmentos de diferente tamaño. Normalmente dos largos y tres o cuatro cortos. Todos los segmentos acaban en punta y empiezan con una forma ahuecada.



Cráneo

El cráneo es globoso con la bóveda craneal ancha y los caninos muy desarrollados. 









Precioso macho de gato montés muerto por atropello





14 abr. 2020

Búho real rastros y huellas

                                   Búho real rastros y huellas




Si bien las huellas de las rapaces nocturnas son sencillas de agrupar gracias a su característica forma de K, las huellas de búho real se podrían considerar de las más fáciles de identificar dentro de las huellas de aves de la Península Ibérica.




  • Son huellas grandes de aproximadamente 13 cm, mayor en hembras que en machos.
  • Poseen 4 dedos de los cuales el dedo I es mucho más pequeño que el resto y en consecuencia muchas veces apenas se aprecia el registro.
  • Las uñas son largas y afiladas.
  • Los lóbulos de los dedos se aprecian perfectamente. 




Otra forma de percatarse de la presencia de un Búho real puede ser la detección de posaderos que pueden ser tanto en una rama como en cualquier montículo en e suelo con buenas vistas para cazar. Estos lugares suelen estar dotados de una encantadora decoración compuesta por excrementos, manchas de ácido úrico, restos de alimentación y egagrópilas.



Egagrópila y excrementos bajo posadero

Las egagrópilas suelen ser buen tamaño, con grandes restos muy visibles de hueso de sus presas, pelo, pluma de la manera más general o cualquier tipo de sorpresa debido a la gran capacidad para dar caza casi todo tipo de presa.

Posadero de Búho abajo repleto de restos de conejo

Las plumas, al igual que el resto de nocturnas, son aterciopeladas. Sin profundizar en los diferentes tipos de pluma que se pueden encontrar en cada parte del cuerpo del ave y por lo tanto, de manera general, son plumas compuestas por un barreado pardo oscuro sobre un fondo con tonalidades color crema o marrón claro.

Cadáver de Búho real en avanzado estado





17 dic. 2019